Reading Is Fundamental
Lets Read as a Family! Neighborhood
Lets Read as a Family!

Kitchen
Living Room
Bedroom
Neighborhood


Consejos y sugerencias                                                volver al índice | mira el PDF 

Cómo incorporar la lectura en la vida diaria

Es bien difícil encontrar tiempo como familia para sentarse a leer. Las actividades de la vida diaria:  la escuela, el trabajo, los deportes, otras actividades, las tareas y los amigos podrían dejarnos con muy poco tiempo para cumplir con todo y menos aún leer un libro.  Sin embargo, hasta en un horario bien ocupado todavía puede caber tiempo para leer, aunque no tengamos tiempo para leer un libro entero.  Lea las siguientes sugerencias o secretos que le ayudarán a incluir la lectura en su rutina diaria.

En la mañana

  • Si su familia toma el desayuno en la mesa, divida el periódico para que cada uno pueda leer su sección favorita.  Si sus niños son muy pequeños para esto o es difícil que coman y lean a la vez, entonces usted puede leerles los titulares de las noticias y su contenido, mientras ellos comen.
  • Muchas familias toman su desayuno muy rápido.  Si esto le resulta familiar, anime a sus niños a leer las cajas de cereal, mientras lo sirven, o las envolturas de la comida.
  • No importa cómo vayan sus niños a la escuela —si caminan, en el autobús, o en automóvil—, hay muchas maneras de incluir una lectura rápida en el camino. Los que caminan pueden escuchar el capítulo de un libro grabado a través de sus audífonos. Los niños que van en autobús o en automóvil, pueden ir leyendo una revista o un libro de caricaturas.  Esta clase de lectura puede resultar rápida y entretenida en este corto tiempo, ya que los niños tienen muy poco tiempo y les espera un largo día en la escuela.

En la tarde

  • Sírvales unos bocadillos a los niños después de la escuela en un lugar designado sólo para la lectura. Permítales que escojan un libro sencillo, una revista, un libro de caricaturas o un catálogo, y que lo lean mientras comen y se relajan al final del día escolar.
  • En el camino a una práctica deportiva u otro evento después de la escuela, lean las señales de tráfico o las que se encuentren en la calle, los cartelotes, o los carteles con los nombres de las tiendas. O estimule a su niño a que le lea mientras usted maneja el auto.
  • Mientras cocina, lea la receta en voz alta.  Anime a su niño a que le lea un relato o cuento, incluso los que él o ella misma ha escrito.
  • Mientras la comida está lista, siéntese con su hijo y lean juntos un libro. Cuando usted esté añadiendo los ingredientes o poniendo la mesa, empiecen juntos a contar una historia, tomando turnos y añadiendo la siguiente parte cada vez.

Las películas y la hora de la TV

  • Antes de prender la TV o un juego de video, lean juntos por unos 15 minutos. Esta lectura podría ser muy corta o sólo podrían leer un capítulo de un libro grande que estén leyendo cada día.  Las historias que continúan pueden mantener el interés diario de los niños.
  • Durante los comerciales, quítele el volumen a la televisión y lea recortes de artículos o de libros cómicos hasta que el programa se reanude. 
  • Compre o pida prestados libros con sugerencias, secretos o trucos para los juegos de videos. Sugiérale a su niño que lea esta clase de libro por unos 10 minutos antes de empezar a jugar el video.
  • Si en su televisor pueden aparecer las palabras escritas de lo que dice la gente, entonces prenda ese botón y aliente a los niños a seguir la lectura del texto.
  • Cuando lleguen al cine temprano, lean los anuncios y los comerciales que se muestran antes de la película.  Permita que su niño le lea todo lo que pueda de un anuncio, antes de que llegue el siguiente. 

En la noche/A la hora de dormir

  • Después de la cena, lleven su postre a otro cuarto y lean.  Esto se puede convertir en un ritual familiar para después de la cena (sobremesa).
  • ¿Está muy cansado para leer?  Entonces junte a toda la familia en la sala y ponga una historia grabada para que la escuchen por lo menos 15 minutos.
  • Después de una sesión intensa de hacer las tareas, tome 10 minutos para leer chistes o libros de caricaturas.
  • Lean en el baño, cualquiera de ustedes, usted o los niños pueden ser los que lean.
  • Apaguen la televisión media hora más temprano y lean un capítulo de un libro.

 

 

 

curve

Home  -  About RIF  -  Donate  -  Get Involved  -  Coordinators  -  Educators  -  Parents  -  Reading Planet  -  Leading to Reading  -  Contact Us  -  Calendar  -  Calendar  -  Donate to RIF  -  FAQ  -  Link to Us  -  Privacy Policy  -  Site Map