Home > Literacy Resources > Activities > Reading > Leer cada minuto

  • Facebook
  • Twitter
  • Send
  • Print

Leer cada minuto

summary

En el caso de los lectores principiantes, tener el valor de una hora de lectura en su haber es todo un logro. Para poder reconocerlo, cree una cara de reloj de papel.
  • The RIF Guide to Encouraging Young Readers
  • Reading
    • 1-2
    • 3-5
    • 6-8
  • Multiple
  • Indoor, Outdoor, Traveling
  • Play

Materiales:un plato desechable o cartulina, un objeto redondo para trazar alrededor, regla o transportador, marcador, lápices.

Utilice un plato desechable o trace un objeto redondo sobre una plancha de cartulina y recorte la figura. (Sus hijos quizá quieran intentarlo solos.)Utilice el transportador o la regla para dividir la esfera en segmentos de cinco minutos, luego dibuje los doce puntos (horas) alrededor del perímetro con un marcador negro (la tinta se verá a través del lápiz). Sus hijos podrán escribir sus nombres en el centro. Cada uno de los niños querrá tener su reloj. Todas las tardes, o a la hora que usted designe, sus hijos elegirán sus libros y le leerán durante cinco minutos. Observe un reloj verdadero para llevar la cuenta del tiempo. Una vez que hayan terminado la lectura, deje que cada niño coloree un segmento en la esfera, en el sentido de las agujas del reloj. Los más pequeños quizá quieran utilizar siempre su lápiz favorito, o quizá quieran utilizar distintos lápices, para que quede más colorido. Si lo desea, recompense a sus hijos cuando hayan alcanzado la hora, tal vez con algunas calcomanías, un nuevo libro de lectura para principiantes, o con relojes de pulsera para que lleven la cuenta del tiempo que leen. Si decide hacer nuevas esferas, conserve las que ya hayan completado para que los niños vean cuánto van acumulando. Cuando sienta que ya están listos, extienda los períodos de lectura a segmentos de diez minutos. Si tiene una grabadora, puede grabar el primer segmento de lectura de sus hijos (a las doce del mediodía) y el último segmento (a las doce de la medianoche), permitiendo que escuchen, además de ver, cómo progresaron. Cuando tengan suficiente práctica, ¡pronto leerán con la precisión de un reloj!

Leer cada minuto